Centro de Conciliación

Antecedentes Históricos

La Resolución Alterna de Conflictos (RAC) es tan antigua como los problemas entre los seres humanos, aunque tal vez en aquel entonces no se concebía como hoy en día.   Desde que nos  congregamos en sociedad, hemos buscado como resolver las situaciones que ponen en riesgo la paz social.

Podemos afirmar entonces, que lo que hoy conocemos como formas alternativas de solución de conflictos, refiriéndonos a opciones diferentes al proceso judicial, son la manera en que históricamente eran resueltos los conflictos a través diálogo, la tolerancia y el respecto a las diferencias.

La importancia de estos mecanismos en la actualidad, no radica en que sean algo novedoso, sino en que a diferencia de la forma en que se aplicaban históricamente, se han sistematizado, definiéndoles sus características y particularidades, la tipología de conflictos en los que puede ser aplicado cada uno, así como los procedimientos claros que garanticen, en mayor medida, resultados positivos.

Históricamente el sistema de administración de justicia costarricense, a diferencia de los demás países centroamericanos, ha contado con una amplia credibilidad y confianza por parte de los usuarios.  Sin embargo, no se puede ignorar que en nuestro territorio se afincan muchos de los problemas presentes en los vecinos del área, como por ejemplo los altos niveles de litigiosidad.

Justamente para atacar ese fenómeno, en los países centroamericanos se propició un análisis tendiente a la eficacia y eficiencia del servicio que se brinda, pues es importante no sólo el acceso a la justicia,  sino que ésta sea expedita, transparente y cumplida.

De ese análisis iniciado a través del cuestionamientos al sistema, han salido las razones que han hecho que se vea en los métodos alternos de resolución de conflictos, una opción viable y satisfactoria para ofrecer a la persona usuaria.

Hace más de cuarenta años se concluyó  que los sistemas judiciales eran lentos, en algunos casos corruptos, que los operadores del derecho en muchas ocasiones no contaban con las posibilidades para tener procesos constantes de capacitación y actualización o especialización, lo que provocaba que el sistema no tuviese los profesionales calificados que eran necesarios.

Conscientes de lo anterior, los Poderes Judiciales, entraron a partir de los años 70, en procesos de modernización, que si bien es cierto han sido estructurados de forma seria para garantizar la consecución de los objetivos que lo inspiran, también lo es que su avance no es en muchos casos, a la velocidad que requieren los tiempos actuales en razón de la cantidad y complejidad de los conflictos que se deben enfrentar.

En materia de Resolución Alternativa de Conflictos, a diferencia de muchos países en que la iniciativa surge de la sociedad civil, en Costa Rica es el Poder Judicial quien impulsó la idea y lideró todas las acciones que dieron forma al sistema que se sigue actualmente en el país.

Institucionalmente se pueden distinguir tres períodos de suma importancia, a saber:

  • 1993 – 1996
  • 1997 – 2007
  • 2007  a la fecha.

 

El primero de ellos inicia en 1993.En ese año la Corte Suprema de Justicia, suscribe un convenio con la A.I.D.el cual contiene dentro de sus temas prioritarios la Resolución Alterna de Conflictos.  Como consecuencia del mismo, se desarrolla durante los años 1993 a 1996 el programa de Resolución Alterna de Conflictos.

Dicho programa se llevó a cabo con el apoyo de la AID y del Servicio Informático y Cultural de la Embajada de los Estados Unidos de América en Costa Rica, y se constituyó en el primer esfuerzo nacional para incentivar la solución alterna de los conflictos y la promoción de la paz social.

Dentro de sus principales logros pueden destacarse, los siguientes:

  • Se realizaron 90 actividades de capacitación en las que participaron 3700 personas
  • Se publicaron 6 libros en el país
  • Se redactaron 2 manuales (manual de mediación básica y manual de solución pacífica de conflictos)
  • Se diseñaron y montaron sistemas de mediación y conciliación
  • Se realizó un congreso nacional RAC en 1995con el objetivo de informar y sensibilizar a los participantes de diferentes sectores de la comunidad nacional, sobre los mecanismos de resolución alterna de conflictos y a la vez considerar planes y estrategias que permitieran potenciar su uso
  • Se generó un proyecto de ley de resolución alterna de conflictos
  • Se crea la Unidad RAC de la Escuela Judicial
  • Se crea el Centro de Mediación Familiar en el Patronato Nacional de la Infancia

Ese período tiene especial relevancia para el Poder Judicial de Costa Rica,  pues se sentaron las bases de la orientación que en adelante tendrá el tema RAC en el país.

 

El segundo estadio(1997 – 2004)  está marcado por un hecho trascendental:la promulgación de la Ley 7727 (Ley sobre Resolución Alterna de Conflictos y Promoción de la Paz Social), el día cuatro de  diciembre de mil novecientos noventa y siete.

En ese período se desarrollan una serie de iniciativas tanto en el ámbito jurisdiccional como extrajudicial, con el objetivo primordial de enseñar a los costarricenses a enfrentar los conflictos de una manera asertiva, haciendo uso del respeto, la escucha y la comunicación, para así no violentar los derechos de los demás, y convivir de una manera pacífica.

En el ámbito extrajudicial, se constituyen la mayoría de Centros Privados de Conciliación y Arbitraje, nacen los Centros de Conciliación en las instituciones  y en los Colegios Profesionales y se inaugura el programa de casas de justicia.

En el área jurisdiccional, se suscitan una serie de eventos y los más relevantes son:

  • Se crea la figura del(a) juez(a) conciliador(a)
  • Se capacita a la mayoría de juezas y jueces del país en el tema RAC
  • Se incluye el tema RAC en el plan quinquenal 2000 – 2005  como uno de los ejes de acción que debían potenciarse
  • Se crea la Unidad de Juezas y Jueces Conciliadores
  • Se desarrolla el plan piloto de conciliación en los Juzgados de Familia del Primer Circuito Judicial de San José  (2001-2003)
  • Se le da una nueva conformación a la Comisión de Resolución Alterna de Conflictos
  • Se desarrolla el plan de audiencias especiales de Conciliación (2004-2006)
  • Se impulsa conjuntamente con el Ministerio de Educación el proyecto “Resolución Alterna de Conflictos en el Ambito Educativo: Hacia Una Cultura De Paz”. 

Consciente de que el artículo 6 de la Ley 7727 establece que  “…En cualquier etapa de un proceso judicial, el tribunal puede proponer una audiencia de conciliación.  El conciliador podrá ser el mismo juez de la causa o un juez conciliador.  La Corte Suprema de Justicia designará a los jueces conciliadores, que requiera el servicio y les determinará las facultades y responsabilidades…”la Corte Plena creó la figura del(a) Juez(a) Conciliador(a), señalando que este(a) profesional es un(a) juez(a) de carrera, especializados en la resolución alterna de conflictos, capaces de establecer un modelo comunicacional diferente, encaminado  al abordaje integral del conflicto que agobia a las partes. 

Merece especial relevancia el hecho de que este tipo de juzgador, mediante acuerdo de Corte Plena del 20 de octubre del 2003, fue dotado de una competencia ampliada que le permite actuar en todas las materias e instancias legalmente establecidas, lo que le permite abordar integralmente el conflicto, evitando que la competencia se erija como un valladar infranqueable que provoque que un mismo hecho generador de controversia, deba ser asumido por distintas autoridades judiciales.

En el año 2001,el Poder Judicial crea la Unidad de Jueces Conciliadores, adscrita a la Presidencia de la Corte Suprema de Justicia, que laboró por un plazo de tres  años en los Juzgados de Familia del Primer Circuito Judicial de San José.   Se pretendía insertar la figura del Juez Conciliador a nivel institucional, demostrando cómo la práctica profesional de la conciliación generaría beneficios cualitativos y cuantitativos en el manejo de los casos y por lo tanto en la disminución de la litigiosidad.

La experiencia no generó los resultados que se esperaban,  pues durante esos tres años tan solo se resolvieron 152 asuntos mediante el instituto de la conciliación (70 en el 2001; 50 en el 2002 y 32 en el 2003).   Fueron muchas las causas que incidieron para que no se alcanzaran las expectativas trazadas.

En el mes de julio del 2003, la Presidencia de la Corte, conformó nuevamente la Comisión de Resolución Alterna de Conflictos del Poder Judicial.  La nueva Comisión, se dio a la tarea de plantear y definir los objetivos estratégicos que guiarían sus metas, proyectos y acciones. 

Estos Objetivos Estratégicos se plantean y aprueban de la siguiente forma:

  1. Debe proponerse a corto plazo a la Corte Plena una definición de las políticas institucionales en la materia para conocimiento de la Corte y su aprobación.
  2. Dentro de esa definición de políticas debe establecerse como un objetivo de la comisión el impulsar u modelo de conciliación judicial que tenga como objetivo fundamental el descongestionamiento en todas las materias en donde de considere viable la reducción del retardo judicial.
  3. Los jueces conciliadores que pertenezcan a la Unidad de jueces conciliadores en la actualidad y hacia el futuro deben quedan investidos de competencia plena para actuar en la celebración de conciliaciones judiciales en todas las materias.
  4. La Comisión, deberá avocarse a identificar posibles ayudas o colaboraciones de la cooperación internacional para el fortalecimiento del RAC en el Poder Judicial y a nivel general.
  5. La Comisión, deberá realizar a mediano plazo un diagnóstico general sobre la evolución y el resultado del RAC en Costa Rica, a propósito de la celebración del X Aniversario de su implantación en Costa Rica. Dicho diagnóstico deberá realizarse a más tardar en el primer semestre del próximo año.
  6. La Comisión, deberá impulsar mediante procesos participativos, la identificación interna y externa con el tema del RAC como una de las herramientas esenciales para  afrontar con éxito el retardo judicial.
  7. Según las experiencias internacionales en la materia, la única manera de lograr a través del RAC una efectiva  disminución y descongestionamiento de los despachos judiciales, es a través de la aplicación extensa y masiva de las resoluciones de conciliación en todos los procesos en que esto sea posible, y promover estas facilidades activamente desde los mecanismos judiciales. La Comisión deberá avocarse a dirigir sus procesos a la mayor brevedad posible, para lo cual contará con los recursos requeridos y el apoyo del Consejo Superior.

 

(Acuerdo de Corte Plena,  Sesión 39-03 del 20 de octubre del 2003,Artículo XVIII).-

Con el fin de dar cumplimiento a esos objetivos, la Comisión a través de la Unidad de Jueces Conciliadores, diseñóel PLAN PILOTO DE AUDIENCIAS ESPECIALES DE CONCILIACIÓN” que se desarrolló durante los años 2004 al 2006 en los diferentes Circuitos Judiciales del país.  Gracias a él, se resolvieron 5825 asuntos (1973 en el 2004; 2386 en el 2005 y 1466 en el 2006)trabajando en las diferentes materias y despachos.

Esa experiencia permitió a la institución introyectar en los usuarios un modelo de solución de conflictos distinto al dictado de una sentencia, pero satisfactorio y con respaldo institucional.  La persona usuaria percibió el sistema judicial como el que realmente le ofrece soluciones viables, se interesa por el ser humano detrás de cada expediente, le da la oportunidad de expresar sus intereses y de resolver su conflicto con base en estos.Se atendieron más de 12.000 usuarios, que tuvieron la oportunidad de buscar soluciones a sus conflictos o  de conocer al menos en que consiste este tipo opciones que brinda la institución.

En aquel entonces era claro para el Poder Judicial, la importancia no sólo de trabajar con los problemas que afectaban a la institución, sino hacer una labor de información y sensibilización con los ciudadanos que dentro de algunos años serían los potenciales usuarios del sistema.  Es por ello, que a partir del año 2004, se impulsó en forma conjunta con el Ministerio de Educación Pública, el proyecto “RESOLUCION ALTERNA DE CONFLICTOS EN EL AMBITO EDUCATIVO: HACIA UNA CULTURA DE PAZ”. 

Este Convenio estuvo dirigido a incorporar los métodos de resolución pacífica de conflictos a los programas nacionales de educación y partía de una gran reforma curricular en los planes de estudio, para incluir la conciliación como un eje transversal en las distintas asignaturas y concebirla como uno de los mecanismos que nos permiten hacer realidad el valor de la paz.

El Poder Judicial en ese entonces visualizaba la Resolución Alterna de Conflictos en el ámbito educativo, como uno de los componentes más importantes, porque sus objetivos y estrategias iban encaminadas a una labor preventiva, de intervención temprana, en etapa de formación de los niños y jóvenes, lo que permitiría que su cultura inicial sea de paz, no teniendo que desaprender comportamientos, ni modificar actitudes.

El tercer período empieza el 12 de marzo del 2007.   Ese día la Corte Suprema de Justicia, en sesión de Corte Plena aprobó la creación del Centro de Conciliación del Poder Judicial, el cual ha venido a coadyuvar a la obtención de una justicia de calidad  y  promover una cultura de paz, para la solución constructiva de los diferendos.

Dicho centro, responde a un cambio de modelo, luego de conocer los resultados de un plan piloto que se implementó en diferentes circuitos judiciales.

Con esta modalidad, la conciliación que se encuentra legitimada desde hace mucho tiempo en los diferentes cuerpos legales, como una etapa procesal obligatoria que debe agotarse, está siendo ejecutada por juezas y jueces conciliadores, quienes desarrollan  un modelo comunicacional diferente que permite el modelaje de conductas pacíficas para la resolución de los conflictos, modelo en el que las personas puedan adquirir conciencia de la importancia de su participación en la construcción de mejores alternativas para la solución de sus controversias. 

Si bien estas acciones las realizó durante los años 2004, 2005 y 2006, la Unidad  de Jueces Conciliadores,  con la creación del Centro de Conciliación del Poder Judicial se sustituyó el sistema de audiencias especiales “itinerantes” por un esquema en el cual el Centro recibirá constantemente expedientes de los despachos de los diferentes circuitos judiciales.   

En el año 2007 se crearon la Sede Central, la Sede de Santa Cruz y la Sede de San Ramón. El año siguiente se crearon las sedes de Pérez Zeledón y San Carlos. En el 2009 se creó la Sede de Pococí y  en el 2013 se  crearon las sedes de Limón y Golfito. Y en el 2014 las sedes de Puntarenas y Alajuela.

Acerca del Centro de Conciliación

La necesidad de fortalecer nuestro sistema de administración de justicia, que ha sido superado.... ver mas

Contáctenos

Ponemos a su disposición los siguientes medios para contactarnos:

Correo electrónico: centrodeconciliacion@poder-judicial.go.cr

Teléfonos:

  • (506) 2295-4735
  • (506) 2295-4929

Fax:

  • (506) 2295-4838

Directorio